La caries es una enfermedad multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana.

Las bacterias de la placa dental causan alteraciones en el pH y originan desmineralización del diente que con el paso del tiempo ocasiona cavidades que si se dejan sin tratamiento alcanzan en un periodo de meses o años la pulpa dental causando pulpitis, infecciones periapicales, abscesos y finalmente la destrucción y perdida completa de la pieza afectada.

 

La caries dental es una enfermedad multifactorial, es decir existen varios factores implicados en su aparición, incluyendo los hábitos de alimentación, la adecuada higiene oral, la composición y flujo de la saliva y el grado de exposición al fluor.

Para el tratamiento y restauración de dichas cavidades se cuenta con materiales de última generación que devuelven al diente su anatomía, función y estética.

RESTAURACIONES